Pintura en el patio

“En los últimos meses me he confinado en Yucatán, en la casa con patio donde crecí. Las pinturas que presento se realizaron en su mayoría en dicho espacio, disponiendo algunos motivos traídos del súper o del mercado sobre mesas o troncos de madera rehabilitados, expuestos a las variaciones de la luz del sol. Algunas otras obras fueron antecedentes, realizadas en azoteas o en carreteras, con la constante de la pintura al aire libre. 

Me atrae cómo interactúan los diseños y los colores sintéticos de ciertos productos con el ambiente más bien silvestre o rural. Sin embargo, al pintar, éstas y otras dicotomías conceptuales convergen como necesidades de asociación cromática concretas. La doble condición representacional/abstracta de la pintura, así como su potencial para atrapar sensaciones reales y a la vez efectuar procesos de economía gestual, han sido constantes fundamentales en mi carrera. La nueva oportunidad de realizar esta exposición virtual en Casa Equis me lleva a reconocer otra paradoja: las pinturas han sido realizadas buscando el contacto directo con el mundo físico y sus rayos de luz, en ocasiones retirando apresuradamente los cuadros de la lluvia: veremos cómo estas fuerzas físicas y psicológicas se recodifican en la esfera digital.”