Rafaela Tellaeche

En palabras de la artista: 

"Me interesan las manos como medida del individuo, metafísica, corpórea y creativa. La mano como símbolo y como signo, también como significado y a la vez como la constructora de signos y significados. Estoy perdida en mis manos, manoseada, y me encuentro en el retrato tautológico de las últimas.

Hice de mis manías uno de mis ejes centrales. Mis manías tienden a ser repetitivas, inquietas, táctiles, agitadoras, tienden a revolver dentro de sí mismas, definiéndose entre ellas y retroalimentándose. Tienden a inscribirse en mí. En el intento de escapar de la autorreferencialidad me encontré. Caí en cuenta de que no puedo escapar de ella porque es mi lente con el cual veo la realidad. Me gusta pensar que a veces –siempre- mi producción es un juego; me gusta jugar a ser artista. Me gusta jugar con diferentes formas de lenguaje. Encontrar bemoles en las formas de comunicación. Me interesa explorar los márgenes de error del lenguaje, que dan apertura a las diferentes interpretaciones, a malentendidos, a la sensibilidad. La apertura a diferentes interpretaciones en un lenguaje, a los errores a propósito y la manipulación de ellos, es la poiesis. La pieza es autónoma. Me siento manoseada por mi obra, invadida por sentidos de piezas que tengo que hacer. De vez en cuando todo tiene sentido: cuando tengo un ritmo de producción constante, cuando mantengo a mis manos ocupadas, haciendo pura necedad necesariamente innecesaria, pero completamente imprescindible."